Twitter Facebook YouTube Instagram flickr RSS Inicio Contacto Mapa web Català | Español    Traductor: 
Usted está aquí: Inicio Artes escénicas Los edificios Teatre Municipal de l'Escorxador Edificio
« Agosto 2020 »
Agosto
LuMaMiJuViDo
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31

Edificio

Cap Edifici

Desde finales del siglo XVIII hay referencias escritas sobre la existencia de un matadero extramuros de la ciudad, situado en el antiguo Camino de la Mariola, que se iniciaba en la Puerta de San Antonio, pasaba por la vertiente oeste de Puig-Bordell y llegaba hasta la ciudad de Fraga.
El derribo de la muralla, de acuerdo con el Real Decreto de 1861 de la reina Isabel II, supuso -como en tantas ciudades- el inicio de la planificación urbanística moderna. Aquel mismo año, el arquitecto Josep Fontserè redactó un nuevo plan de alineaciones y ensanche. En los terrenos ocupados por la antigua muralla se diseñaron las rondas de circunvalación y se construyó el Paseo de Boters (actual Rambla de Aragón), donde se ubicaron algunos de los nuevos equipamientos que, con afán de modernizar la ciudad, se construyeron alrededor del año 1900.

El nuevo matadero municipal se edificó en el mismo emplazamiento en el que había situadas las antiguas edificaciones destinadas a esta finalidad y se inscribió en esta nueva política de higienización de finales de siglo que pretendía racionalizar e industrializar el proceso de la matanza artesanal de ganado.

Así pues, en una primera fase y sobre el primitivo matadero del Camino de Fraga, se construyeron en 1872 las nuevas dependencias según un proyecto del arquitecto Agapito Lamarca, que aprovechó la piedra del derribo de las murallas en 1864.
Posteriormente, junto a las antiguas edificaciones se construyó el conjunto arquitectónico, obra del arquitecto Francesc de Paula Morera i Gatell, según el proyecto que había redactado en 1912, y que constituye el ejemplo de arquitectura modernista más importante en la ciudad de Lleida y, por tanto, forma parte de su patrimonio industrial, además de representar la nueva sensibilidad de comienzos del siglo XX.

A lo largo del tiempo, la obra del arquitecto Morera sufrió diferentes modificaciones: añadidos y mutilaciones, debido a las necesidades derivadas del paso de los años, hasta que en 1984 se cerró definitivamente.

EL PROYECTO DE RESTAURACIÓN Y REMODELACIÓN

La voluntad política del Ayuntamiento de Lleida permitió que en 1993 se pudiera redactar el Proyecto de Restauración y Remodelación, a cargo del arquitecto Ezequiel Usón y Guardiola, para transformarlo en un equipamiento cultural destinado a las artes escénicas (Teatro Municipal , Aula de Teatro y Café del Teatro). El destino principal del edificio se complementó con instalaciones destinadas al equipamiento del barrio donde está situado: la sede de la Asociación de Vecinos Templers-Escorxador y la Escola Bressol Municipal El Rellotge. El Teatro Municipal del Escorxador abrió sus puertas el 8 de octubre de 1998 y se inauguró oficialmente el 26 de febrero de 1999.

El 6 de mayo de 2013, el patio del Teatro fue rebautizado con el nombre Plaza de Esteve Cuito (1944 -2012), como homenaje a este actor y dinamizador cultural, creador de la compañía El Sidralque murió el verano anterior.

EL MURAL DEL ESCORXADOR

Se trata de un mural del artista Frederic Amat, de 7 x 7,5 m , que se encuentra situado en el vestíbulo de entrada del edificio y que da protagonismo al material cerámico presentado como grandes placas o puertas, por encima de las que destacan las más de quinientos cuernos de barro cocido colgadas en la pared.

La propia historia del espacio como antiguo matadero y su futuro como espacio teatral nos invita, más allá de un posible mural pictórico, a la contemplación de un retablo con relieves ribeteados, ofreciéndonos su doble sentido: de conjunto de imágenes o inventario de atrezzo y sin olvidar su connotación de celebración teatral y espacio escénico.