Twitter Facebook YouTube Instagram flickr RSS Inicio Contacto Mapa web Català | Español    Traductor: 
Usted está aquí: Inicio Museos y patrimonio Museo del Agua Actividades Territorio agua

Territorio agua

Proponemos 7 itinerarios para seguir libremente los caminos del agua alrededor de Lleida, y descubrir el territorio desde el punto de vista del agua. Las rutas están pensadas para hacerse en coche, aunque también podrian recorrerse en bicicleta o a pie. Sigan los enlaces para informarse de cada lugar de interés.

Centrales hidroeléctricas, patrimonio histórico y entornos espectaculares os esperan:

Por la banqueta del canal de Seròs

El canal de Seròs nace en Lleida en el parque de la Mitjana y sigue el margen izquierdo del río Segre cruzando los municipios de Albatàrrec , Sudanell conocido por el pesebre viviente en Navidades, y Torres de Segre , hasta que llega al embalse de Utxesa , hoy un espacio natural excepcional, donde se pueden observar aves, recorrer rutas en bicicleta o a pie que llegan al pueblo y al río, en un entorno que combina espacios acuáticos, regadío y secano. En Torres podemos visitar también la ermita de Carrassumada y el Museo de la Evolución.

Si nos dirigimos a Aitona, encontraremos la central hidroeléctrica de Seròs,  visitable a través de Endesa Educa . Visitada la central y el final del canal, en Aitona encontraremos la Cueva del Pare Palau y el proyecto Fruiturisme, y en Seròs el pueblo antiguo y el Monasterio de Avinganya.

Los lagos del tren

Desde Lleida nos dirigimos a Balaguer , donde se puede visitar el Museu Comarcal de la Noguera para conocer la historia y las características del territorio. Des de allí, por la carretera de Gerb llegamos al embalse de

Sant Llorenç de Montgai, obra de la Canadiense de 1930, actualmente sitio pintoresco con muchas posibilidades de actividades en la naturaleza y de  arqueología.

Cerca se encuentra Camarasa donde contemplamos la gran presa que durante muchos años fue la más alta de Europa. En el encuentro del río Segre y Noguera Pallaresa, desfiladero espectacular modelado por el agua. Detrás de la mole de la presa, el embalse de 17 km serpentea entre las sierras del Prepirineo hasta la cola en el estrecho de Terradets. Allí La Canadiense construyó una presa menor, cruzada por la antigua carretera abierta por la empresa para transportar la maquinaria de las centrales hidroeléctricas.

Entrar en la cuenca de Tremp, con la vista de postal del llago de Terradets, es uno de los grandes placeres de la ruta, con el impresionante castillo de Mur a la izquierda. Llegamos a Tremp , ciudad activa y centre  de una actividad frenética cuando se construían las presa a inicios de siglo XX. En el Epicentre se puede descubrir tota la oferta de la ciudad y la comarca.

En Salàs de Pallars, podemos viajar en el tiempo en las  Tiendas Museo , y disfrutar de deportes náuticos en el embalse de Sant Antoni. Pronto la central será visitable, con una exposición de los 100 años de las hidroeléctricas en el Pallars.

Acabamos la ruta en la Pobla de Segur , donde encontramos el Museo dels Raiers en el Pont de Claverol.

Todo este itinerario se puede hacer en coche o el tren con el Tren dels Llacs .

 

El valle de la luz

Desde la Pobla de Segur nos dirigimos a la Vall Fosca , marcada por les obres hidroeléctricas que realizó Energía Eléctrica de Cataluña. A lo largo de la carretera, hecha por la empresa en 30 días, veremos trazas de las obras: tuberías forzadas, presas y las centrales de la Plana i de Molinos, rodeadas de los encantadores pueblos del valle. En la cabecera se encuentra la central de Capdella, inaugurada en 1913, que recoge el agua de los lagos, unidos subterráneamente hasta el estany Gento. Desde allí, un canal lleva el agua hasta la cámara de agua, donde la tubería forzada la baja hasta las turbinas. La central y su campamento forman hoy el Museu Hidroelèctric de Capdella , imprescindible para conocer la aventura de la construcción de la central y la historia y transformaciones del valle.

Al final de la carretera está el lago de Sallente, hecho en los años 80 para la central reversible Sallente – Gento, que reaprovecha el agua. El antiguo teleférico de las obras es un acceso cómodo, en verano, a toda la zona lacustre y a la vertiente sur del Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici .

 

El río de ENHER

En 1944 se funda ENHER para hacer un aprovechamiento hidroeléctrico integral del río Noguera Ribagorzana, no explotado hasta ese momento.

En  Lleida tomamos la carretera de Vielha. Pasado Alfarràs nos desviamos hacia el estrecho donde se erige la presa de Santa Anna, en un lugar de gran belleza. Aguas debajo de la presa veremos el azud del canal de Pinyana, iniciado en el siglo XIV. De regreso a la carretera principal, por el desvío de Estopiñán  llegamos a la presa de Canelles , donde visitaremos el Centro de Interpretación, la central hidroeléctrica, la impresionante presa y la cueva negra de Tragó.

Río arriba llegamos a Puente de Montañana , donde hay una central subterránea y por donde se llega al estrecho de Mont-rebei .

Unos kilómetros más arriba cruzamos la presa de Escales, sobre el pueblo de Sopeira . En la cola del embalse se halla el Pont de Suert , centro de la compañía durante las obras, hoy núcleo de servicios de la comarca. Destaca la iglesia diseñada por Eduardo Torroja, de ENHER, i el casco viejo. Saliendo del Pont tenemos dos opciones: seguir el río principal o entrar en el Valle de Boí.

Siguiendo la Noguera Ribagorzana pasamos Vilaller y encontramos las centrales de Vilaller, Bono, Senet y Llauset Montamara (reversible, en un valle lateral). En la cabecera del río, la boca sur del túnel de Vielha y un paisaje excepcional.

Siguiendo la Vall de Boí , encontramos las centrals de Pont, Boí y Caldes. En el valle no podemos dejar de visitar el conjunto románico y su  Centro de Interpretación , el balneario de Caldes y el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici .

 

El valle atlántico

La Vall d’Aran fue objetivo de aprovechamientos hidroeléctricos ya en 1924 con la central de Cledes, hoy cerrada, en Bossost. Pero no será hasta los años 40 en que se hace el provechamiento integral. Desde la cabecera de la Garona hay las centrales de Arties Aiguamoix, Vielha, Benós, Bossost y Pont de Rei.

En el valle no podemos olvidar los pueblos de montaña, la capital Vielha , el núcleo turístico de Baqueira el Museu dera Val d’Aran y el patrimonio románico y el entorno natural, como Artiga de Lin, el valle de Arties o Montgarri. Cerca llegamos a los valles franceses de Luchon y Cominges

El gran río

El río Ebro ya fue objetivo de La Canadiense desde sus orígenes, aunque no pudo realizar sus proyectos en Fayón.  Más tarde contruyó el salto de Flix , al lado de la química, que aprovecha el gran meandro. Hoy alberga la Reserva Natural de Sebes .

Más tarde ENHER consigue la concesión y construye los grandes embalses de Riba-roja y Mequinenza .Se inundan pueblos: desaparece la Mequinenza de Jesús Montcada pero se crea un nuevo pueblo cerca de la confluencia de tres grandes ríos: el Ebro, el Segre y el Cinca, hoy espacio natural . Cerca de la Granja d’Escarp se puede subir al Montmaneu, con vistas espectaculares en época de floración de frutales.

 

El país regado / el país seco

Lleida es el centro de una extensa área regada, con una huerta histórica que se origina en la edad media, ampliada los últimos siglos con los regadíos modernos.  Pasear al lado de los canales, observar los cambios de color y disfrutar de los productos de la tierra son placeres que nos depara el territorio.

Descubrir su historia es fundamental para comprenderlo y lo podemos hacer en el Espai Cultural dels Canals d’Urgell en Mollerussa, sobre la construcción del canal, en el Museu d’Arquitectura de Almacelles, sobre la colonización del territorio, y en los múltiples centros patrimoniales dedicados al patrimonio agrícola.

Al mismo tiempo gran parte del entorno de Lleida se considera territorio de secano: la comarca de les Garrigues y parte del Segrià . La ausencia de agua abundante ha motivado una gestión eficaz del agua con un patrimonio riquísimo en piedra seca.

Un ejemplo del valor y promoción del patrimonio de los secanos es Torrebesses , que conserva un gran conjunto de construcciones vinculadas con el agua: aljibes, balsas, hoyos, pozos, acequias, norias...